Otros textos

 

La estancia de Flora Tristán en St-Etienne

 

   Flora Tristán viajó mucho y entre sus diferentes viajes, fue a Saint-Etienne, une ciudad obrera conocida por sus pasamanerías, sus minas y sus armas. Este viaje era una misión para ella ; dio una vuelta a Francia para “estudiar los hábitos y las necesidades de las clases obreras”, para reivindicar los derechos de los obreros y para abrirles los ojos sobres sus condiciones de vida asi como sobre sus condiciones de trabajo.

   Saint-Etienne era sólo una ciudad obrera, nada más. Los fabricantes explotaban a los obreros que no tenían otra opción que trabajar para vivir, al contrario de los burgueses y de los fábricantes. En esta ciudad, fue indignada por muchas cosas : por ejemplo, la flata de asociaciones o también el hecho de que no hubiera la posibilidad de asociarse profesionalmente. En las fábricas de textil, las mujeres eran explotadas y las condiciones de trabajo eran pésimas : los talleres estaban cerrados y por eso las mujeres se enfermaban y eso no le importaba al fábricante. Además, eran consideradas como inferiores a los hombres por los oficiales de artillería (y en general por todos los hombres) : se dio cuenta de eso desayunando en un café de la ciudad, un café donde solía ir durante su estancia.

   En Saint-Etienne, la población se componía de los obreros y de los burgueses. Durante su viaje, Flora Tristán notó que había dos tipos de burgueses : por una parte los videntes que tenían ideas progresistas, socialistas y que ayudaban a las clases inferiores y por otro lado los burgueses ciegos a quien no les importaban los obreros y que no hacían nada para cambiar las cosas, lo más importante para ellos era tener dinero.

   Aunque Flora Tristán era cristiana, se quejó de la devoción de la gente que iba a rezar en las iglesias de St-Etienne porque según ella, eran fanáticos que siempre rezaban pero que no hacían nada para ayudar a los más necesitados. Pero en la religión, se tiene que hacer el bien alrededor de sí mismo, algo que los creyentes no entendían.

En 1848, sólo el 17% de las mujeres sabían leer pero algunas aprendieron a leer y escribir en las escuelas. Pero allí, se les aprendía también a ser buenas esposas. Pues, las mujeres no estaban dispuestas a emanciparse.

   Sin embargo, Flora Tristán era muy distinta de estas mujeres. Se puede considerarla como una heroína porque viajó por toda Francia y también por America latina tomando riesgos. A pesar de su vida difícil (tuvo un marido violento, no cobró un parte de la herencia de su padre porque no la reconoció...), ayudó a los obreros, luchó contra las injusticias entre los ricos y los pobres. Flora es una heroína porque hizo muchos sacrificios en su vida y se pasó el tiempo defendiendo a los obreros y luchando por la emancipación de las mujeres.

Joumana, Serbuhi

 

Experiencia en Cadiz : Luc

 

 -Juan Felipe : Hola. Estoy con Luc DURY, un alumno de 1°S, es decir de ciencias en el instituto Claude Fauriel en Saint-Etienne.

¿Por qué estamos con esta persona? Porque en 2012 vivió una gran experiencia. En efecto, aunque tenía 14 años, pasó 3 meses en España, con compañeros de su clase.

Hola Luc, ¿puede hacernos una presentación de su condiciones allí?

 

 -Luc : Hola. Puedes tutearme.

En efecto, cuando estaba en el colegio, en clase de 4° en Francia, los profesores me propusieron participar a esta experiencia. Un proyecto de la institución Comenius. Acepto sin vacilar, y es el 8 de enero del ano siguiente cuando nos fueramos con 3 compañeros en dirección de Cadiz. Allí viví en una familia de acogida con dos chicos que hoy en día les echo mucho de menos. Seguí los cursos en una clase española de un colegio de una cuidad vecina de Cadiz : el IES la Jarcia en Puerto Real.

 

 -Juan Felipe : Bueno, me parece ser verdaderamente una gran experiencia. Pero has dicho que tus profesores to le propusieron cuando estabas en 4° en Francia. ¿Por qué precisas el hecho de que sea en Francia?

 

 -Luc : Bueno, en efecto he precisado “en Francia” porque el sistema escolar español es

muy diferente del sistema francés. En efecto la primera empieza allí en la clase que se llama la primera y sigue hasta la sexta. Luego los alumnos empiezan el ESO, es decir el colegio en Francia, de la 1°ESO hasta la 4°ESO en el cual hay un examen final. Y por fin entran en los 3 clases del bachillerato.

El hecho de que estábamos en clase de 3°ESO en España y en 3eme en Francia al mismo tiempo es una coincidencia.

 

 -Juan Felipe : Vale, ya entiendo mas este sistema. ¿Y cuáles son las otras grandes diferencias en la escolaridad? Por ejemplo a propocito de la disciplina.

 

 -Luc : En efecto tienes razón, la disciplina es muy diferente. Los profesores están mucho

mas estrictas en Francia. Allí se puede hablar con su vecino por ejemplo... sobre todo, se puede tutear al profe. Una cosa que no se ve nunca en Francia. Ademas se puede irse de clase cuando se quiere.

 

 -Juan Felipe : Me parece que te gusto mas este sistema que el francés.

He oído también que los horarios son muy diferentes en las autonomías del sur.

 

-Luc : En efecto, la clase empezaba a las ocho de la mañana, como aquí en Francia. Pero

terminamos a las dos y media de la tarde y no teníamos clase después de este horario. Así podíamos hacer lo que queríamos. Por ejemplo yo di vueltas en bici durante este tiempo o fui a la playa con amigos.

 

 -Juan Felipe : ¡Qué bueno! Hacer lo que queremos cada tarde del ano es un sueno de los

alumnos franceses ¡Y tu has vivido así durante tres meses!

Pero tengo una preguntita, ¿No tenias hambre a las trece de la tarde?

 

 -Luc : Si claro, teníamos todos hambre, era muy difícil... no lo digo de broma. Cada

mañana preparábamos cada uno un bocadillo y teníamos tiempo de las once a las once y media, un recreo para comerlo.

 

 -Juan Felipe : Bueno así me parece bien. Pienso que hemos terminado ya. Gracias Luc y hasta luego.

Estaba Luc DURY, un alumno Francés que vivió tres meces en España para el periódico “Le Progrès”

 Luc, Jean-Philippe

Experiencia en Cadiz : Solène

 

 -¿Las horas de clase son muy diferentes de las de Francia o no?

 

 -Si, en Espana empezamos a las 8, lugo tenemos un recreo de media hora que empieza a las 11 y que termina a las 11.30. Durante este recreo se pueden comprar bocadillos (de tortilla, de queso, de jamon), perritos calientes, pipas y conguitos al comedor. Las clases se acaban todos los dias a las 2.30 de la tarde.

 

 -¡Que bien! y entonces, ¿que haciais por la tarde?

 

 - Pues, podiamos pasearnos por Cadiz o Puerto Real ( epecialmente por el paseo maritimo, la plaza Jesus , el parque de la quinineta o el porvenir alli se juntaban los jovenes), tambien haciamos deporte (bici, natacion, gimnasia, equitacion, baloncesto …). Cuando fuimos alli, habian rebajas y podiamos ir de compras.

 

 -¿Los profesores os daban muchos deberes pa hacer en casa?

 

 -Si, como no teniamos clase por la tarde, nos daban bastante tarea y ejercicios.

 

 -¿Cuales eran las relaciones entre los alumnos y los profes?

 

 -Alli los alumnos no trataban de usted con los profes sino que los tuteaban. Los alumnos no levantaron nunca la mano para hablar sino que gritaban/chillaban por todos lados en clase. Tambien los alumnos no cambiaban de clase sino los profes. Durante este tiempecito libre, los alumnos se echaban sillas por la cara, gritaban, se pegaban, utilizaban tambien el portatil del profe poniendo pelis y se perseguian por la clase y el primer piso del instituto.

 

 -Entonces era muy diferente de Francia en el cual el sistema escolar es mas estricto. Si hubieras podido hacer lo de nuevo, ¿lo harias otra vez ?

 

 -Claro que si, fue une experiencia inovidable y genial. Aprendi mucho sobre la cultura espanola y sobre todo aprendi el idioma. Tambien conoci a nueva gente quien llego a ser amigos. Nunca los olvidare de toda la vida. Al final me di cuenta de que este intercambio me hizo madurar, despues era mas autonoma y responsable.

 Pauline, Solène